jueves, 2 de diciembre de 2010

DESARROLLO COGNOSCITIVO EN LA EDAD ADULTA TARDÍA:

*ASPECTOS DEL DESARROLLO COGNOSCITIVO:
Inteligencia y habilidades de procesamiento:
¿Disminuye la inteligencia en la edad adulta tardía? La respuesta depende de qué habilidades se estén midiendo y cómo. Aunque los cambios en las habilidades de procesamiento reflejan el deterioro neurológico, existe mucha variación individual, lo que sugiere que las declinaciones en el funcionamiento no son inevitables y pueden prevenirse.

Medición de la inteligencia en los ancianos:
Una serie de factores físicos y psicológicos tienden a disminuir las puntuaciones que obtienen en las pruebas y conducen a subestimar su inteligencia. Los problemas neurofisiológicos, la elevada presión sanguínea u otros problemas cardiovasculares interfieren con el desempeño cognoscitivo. Los ancianos se desempeñan mejor cuando se les brinda tanto tiempo como necesiten.  La ansiedad ante la prueba es común entre los ancianos. Tal vez también carezcan de interés y motivación a menos que estén presentando la prueba para solicitar un trabajo o por algún otro propósito importante.
Para medir la inteligencia de los ancianos los investigadores a menudo usan la Escala de Inteligencia para Adultos de Wechsler (WAIS). Los ancianos no se desempeñan tan bien como los adultos jóvenes en la WAIS, pero la diferencia es principalmente en el desempeño no verbal. En las 5 subpruebas de la escala de ejecución, las puntuaciones caen con la edad, pero en las seis pruebas que componen la escala verbal las puntuaciones caen sólo ligeramente y de manera muy gradual. Esto se denomina el patrón clásico de envejecimiento.
Baltes y sus colegas propusieron un modelo de proceso dual.  En este modelo,  la mecánica de la inteligencia consta de funciones de procesamiento de la información y solución de problemas que son independientes de cualquier contenido particular. La pragmática de la inteligencia incluye áreas de crecimiento potencial como el pensamiento práctico, la aplicación de las habilidades y el conocimiento acumulado, experiencia especializada, productividad profesional y sabiduría.
A través de la optimización selectiva con compensación, la gente anciana usa sus fortalezas pragmáticas para compensar las habilidades mecánicas debilitadas.


Cambios en las habilidades de procesamiento:
Se cree que el motivo principal de los cambios en las capacidades cognoscitivas y la eficiencia del procesamiento de información es el hecho de que el funcionamiento del sistema nervioso central se hace más lento, según la medición del tiempo de reacción. Una capacidad que se hace más lenta con la edad es la facilidad para cambiar de una tarea o función a otra.

El estudio longitudinal de Seattle:
Un hallazgo alentador es que la declinación cognoscitiva es lenta y no general. Los ancianos más saludables muestran sólo pequeñas pérdidas hasta los sesentas. No es sino hasta los ochentas que caen por debajo del desempeño promedio de los adultos jóvenes.
Competencia en tareas cotidianas y solución de problemas:
El propósito de la inteligencia, no es presentar pruebas sino enfrentar los desafíos de la vida diaria. A medida que la gente envejece, una prueba importante de la competencia cognoscitiva es la habilidad para vivir de manera independiente, según la medición de 7 actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD).
¿Es posible que las personas mayores mejoren su desempeño cognoscitivo?
La plasticidad es un rasgo clave del enfoque del desarrollo del ciclo vital de Baltes, y él y sus colegas han estado a la vanguardia de la investigación sobre los efectos del entrenamiento. La oportunidad de encontrar sus propias soluciones alentó el aprendizaje más duradero. El deterioro cognoscitivo a menudo se relaciona con el desuso. Los adultos pueden mantener o aumentar esta capacidad de reserva y evitar la declinación cognoscitiva comprometiéndose en un programa permanente de ejercicio mental.


¿Cómo cambia la memoria?
Con frecuencia la mala memoria se considera una señal de envejecimiento. Sin embargo, al igual que en otras capacidades cognoscitivas, el funcionamiento de la memoria de la gente mayor varía de manera considerable.
Memoria de corto plazo:
Una explicación ampliamente aceptada es que la repetición inmediata hacia adelante sólo requiere memoria sensorial, que conserva su eficiencia a lo largo de la vida, mientras que la repetición hacia atrás requiere la manipulación de información en la memoria de trabajo cuya capacidad disminuye gradualmente después de los 45 años.
Un factor clave es la dificultad de la tarea. Las tareas que requieren solo repetición o repaso muestran muy poca declinación. Pero, las tareas que requieren reorganización o elaboración muestran mayor decaimiento.
Memoria de largo plazo:
Investigadores dividen la memoria de largo plazo en tres componentes principales: memoria episódica, memoria semántica y memoria procedimental.
En la memoria episódica el componente de la memoria de largo plazo que tiene mayor probabilidad de deteriorarse con la edad. En especial, disminuye la habilidad para recordar información recientemente encontrada.
La memoria semántica mantiene conocimiento almacenado de hechos históricos, localizaciones geográficas, costumbres sociales, significados de palabras, etc. No depende de recordar cuándo y dónde se aprendió algo y muestra poca declinación con la edad, el vocabulario y el conocimiento de las reglas del lenguaje pueden incluso incrementarse. Un uso especial de la memoria inconsciente que se mantiene con la edad es la preparación, un incremento en la habilidad para resolver un problema, responder una pregunta o hacer una tarea.





Problemas en la codificación, almacenamiento y recuperación: los ancianos tienden a ser menos eficientes y precisos que los más jóvenes al codificar nueva información para facilitar su recuerdo, por ejemplo, arreglando el material de manera alfabética o creando asociaciones mentales.
Otra hipótesis es que el material almacenado puede deteriorarse al punto en que la recuperación se torna difícil o imposible.
Los ancianos tienen mayor dificultan con los recuerdos que los jóvenes, pero se desempeñan casi igual de bien en el reconocimiento, el cual impone menos demandas en el sistema de recuperación.
Cambios neurológicos:
Se estima que el hipocampo es crucial para la habilidad de almacenar nueva información en la memoria de largo plazo, pierde 20% de sus células nerviosas con la edad avanzada.
La atrofia en el cuerpo calloso afecta las tareas que involucran coordinación sensoriomotora entre los hemisferios, por ejemplo la respuesta de la mano izquierda a una luz que viene de la derecha.
La declinación temprana en la corteza prefrontal subyace a los problemas de memoria comunes en la edad adulta tardía como olvidar una cita y pensar qué acontecimientos imaginados ocurrieron realmente, lo cual tiene que ver con la falla del monitoreo de la fuente.
Metamemoria en la adultez: (MA)
Los ancianos que presentan la prueba MA reportan más cambio percibido en la memoria, menor capacidad de memoria y menos control sobre su memoria que los jóvenes adultos.
Mejoramiento de la memoria en los ancianos:
Algunos investigadores han ofrecido programas de entrenamiento en mnemónicos, técnicas realizadas para ayudar para ayudar a la gente a recordar, como la visualización de una lista de elementos, hacer asociaciones entre un rostro y un nombre, o transformar los elementos de un relato en imágenes mentales.
Sabiduría:
Erikson consideraba a la sabiduría como un aspecto del desarrollo de la personalidad en la vida tardía.
Otros investigadores definen la sabiduría como una extensión del pensamiento posformal, una síntesis de razón y emoción. Algunos dicen que la sabiduría es ver a través de ilusiones o la perdida de lo que Jung llamó “el falso yo”.
Robert Sternberg clasifica la sabiduría como una capacidad cognoscitiva que es posible estudiar y demostrar.
Baltes y sus colegas definen la sabiduría como la experiencia concerniente a la pragmática fundamental de la vida es decir, el conocimiento y juicio acerca de la conducta y significado de la vida. Aunque la sabiduría se relaciona con la inteligencia cristalizada, la creatividad, un estilo sensato de pensamiento y dimensiones de personalidad como la apertura a la experiencia y el interés en las necesidades y motivos psicológicos, la investigación sugiere que es una cualidad única y separada.


Aprendizaje a lo largo de la vida:
Es el estudio sostenido y organizado por adultos de todas las edades.
Los ancianos aprenden mejor cuando los materiales toman en cuenta los cambios fisiológicos, psicológicos y cognoscitivos que están experimentando.
**Teoría e investigación sobre el desarrollo psicosocial:
Estabilidad de los rasgos de personalidad:
Es poco probable que a la gente hostil se le endulce el carácter con la edad, a menos que reciba tratamiento psicoterapéutico; pero es probable que la gente optimista mantenga sus esperanzas. Ciertos patrones de rasgos persistentes contribuyen a la adaptación el envejecimiento y no pueden incluso predecir la salud y la longevidad.
Temas normativos y tareas:
Para Erikson el mayor logro de la edad adulta tardía es un sentido de integridad del yo, un logro basado en la reflexión acerca de la propia vida. En la octava y última etapa del ciclo de la vida, integridad del yo frente a desesperanza los ancianos necesitan evaluar, sintetizar y aceptar sus vidas para admitir la proximidad de la muerte.
La gente que no logra aceptación se siente abrumada por la desesperanza al darse cuenta de que el tiempo es demasiado corto para buscar otros caminos a la integridad del yo.

Modelos de afrontamiento:
El afrontamiento es un pensamiento o conducta adaptativos dirigidos a reducir o aliviar el estrés que surge de condiciones nocivas, amenazantes o desafiantes.
George Vaillant: factores en la salud emocional:
De acuerdo con 3 estudios prospectivos de vidas durante 50 años, un importante factor predictivo es el uso de defensas adaptativas maduras al enfrentar los problemas. Las defensas adaptativas pueden ser inconscientes o intuitivas. En contraste, el modelo de valoración cognoscitiva, que a continuación se analizará, enfatiza las estrategias de afrontamiento elegidas de manera consciente.
Modelo de valoración cognoscitiva:
En este modelo la gente elige de manera consciente estrategias de afrontamiento con base en la forma en que percibe y analiza una situación. El afrontamiento ocurre cuando una persona percibe que una situación pone a prueba o supera sus recursos y por ende exige un esfuerzo inusual. Incluye cualquier cosa que el individuo piensa o hace al tratar de adaptarse al estrés, independientemente de qué tan bien funcione. El afrontamiento centrado en el problema se dirige a eliminar, manejar o mejorar una condición estresante. El afrontamiento centrado en la emoción se dirige a “sentirse mejor”: manejar o regular la respuesta emocional a una situación estresante para aliviar su impacto físico o psicológico.
Religión y bienestar en la vejez:
La religión juega un papel de apoyo para muchos ancianos. Las posibles explicaciones incluyen el apoyo social, el aliento de estilos de vida más saludables, la percepción de una medida de control sobre la vida a través de la oración, la promoción de estados emocionales positivos, la reducción del estrés y la fe en Dios como una forma de interpretar los infortunios.
La gente con mayor o menor compromiso religioso tiende a tener la mayor autoestima.

Modelos de envejecimiento: “exitoso” u “óptimo”:
Algunos investigadores se concentran en criterios como el funcionamiento cardiovascular, el desempeño cognoscitivo y la salud mental, acerca de los cuales existe un consenso respecto a los resultados deseables.  Otros consideran la longevidad, la cual puede ser una señal de salud física y mental.
Teoría del retiro frente a teoría de la actividad:
De acuerdo con la teoría del retiro, el envejecimiento normal implica una reducción gradual en la participación social y una mayor preocupación por el yo. De acuerdo con la teoría de la actividad, entre más activa permanezca la gente, mejor envejece.  La teoría del retiro fue una de las primeras teorías influyentes en la gerontología.
Teoría de la continuidad:
Según la descripción del gerontólogo Robert Atchley, enfatiza la necesidad que tiene la gente de mantener una conexión con el pasado y el presente. Para los ancianos que siempre han sido muy activos y comprometidos, es importante continuar con un alto nivel de actividad.
El papel de la productividad:
Algunos investigadores se concentran en la actividad productiva, como una clave para un buen envejecimiento.
La participación frecuente en actividades de tiempo libre resulta tan benéfica para la salud y el bienestar como la participación frecuente en actividades productivas.
Optimización selectiva con compensación:
Los ancianos a menudo son más flexibles que los jóvenes al seleccionar las estrategias de afrontamiento y, por ende, logran optimizar el bienestar ante los problemas agobiantes e inmanejables.
Estilo de vida y aspectos sociales relacionados con el envejecimiento:
El hecho de jubilarse y cuando hacerlo se encuentra entre las decisiones del estilo de vida más cruciales que toman las personas al aproximarse a la vejez, afectan tanto su situación financiera como su estado emocional, así como las formas en que pasan sus horas de vigilia y las maneras en que se relacionan con la familia y los amigos.
Trabajo, jubilación y esparcimiento:
La jubilación es una idea relativamente nueva, tomó forma en muchos países industrializados durante el siglo XX y a principios del siglo XX conforme aumentaba la esperanza de vida.
Tendencias en el trabajo y la jubilación durante la vejez:
La mayoría de los adultos que pueden jubilarse lo hacen, y con el incremento en la longevidad, pasan más tiempo jubilados que en el pasado.
El que los ancianos puedan permitirse la jubilación por lo general depende si su país es rico o pobre. Las personas que siguen trabajando después de los 65 o 70 años por lo regular disfrutan su trabajo y no lo encuentran demasiado estresante. Tienden a ser mejor educados que los que se jubilan y es probable que disfruten de buena salud.
La vida después de la jubilación:
La gente que se jubila puede sentir la pérdida de un papel que es central para su identidad o quizá disfrute la pérdida de las presiones que se van con ese papel. La jubilación también trae ajustes a los roles. No sólo altera el ingreso del hogar sino que también cambia la división del trabajo doméstico, la calidad matrimonial y la distribución del poder y la toma de decisiones. Puede disponerse de más tiempo para tener contacto con la familia extendida y los amigos, así como para cuidar a los nietos. La teoría de la continuidad sugiere que la gente que mantiene sus actividades y estilo de vida anteriores se ajusta con más éxito. El estilo de vida centrado en la familia, consiste principalmente en actividades accesibles y a bajo costo que giran alrededor de la familia, el hogar y los compañeros.


Arreglos de la vivienda:
Las decisiones de con quién y en dónde van a vivir son afectadas por influencias sociales más amplias: tradiciones y  valores culturales, acceso a servicios sociales los tipos de vivienda disponibles.
Envejecer en el lugar y otras opciones:
Tiene sentido para los que pueden valerse por sí mismos o con ayuda mínima, tienen un ingreso adecuado o una hipoteca liberada, que pueden manejar su mantenimiento, son felices en el vecindario y desean ser independientes, tener privacidad, y estar cerca de los amigos adultos o los nietos.
Vivir solos:
El crecimiento de las viviendas de ancianos solteros se debe en parte a las políticas gubernamentales: los mayores beneficios en la vejez, los programas de inversión de hipoteca, que permiten a la gente vivir de la equidad de sus hogares, la construcción de viviendas amistosas con los ancianos y las políticas de cuidado a largo plazo que desalientan la vida en instituciones.
Vivir con los hijos adultos:
La mayoría no desea hacerlo. Se muestran renuentes a convertirse en una carga para sus familias y a renunciar a su libertad. A pesar de esta y otras preocupaciones muchos ancianos acceden vivir con sus hijos, esto se logra llegando a un acuerdo en medida de la calidad de la relación que haya existido en el pasado y el de la habilidad de ambas generaciones para comunicarse con plena franqueza.

Vivir en instituciones:
Esta situación varía mucho alrededor del mundo. El mayor riesgo de ser internados en una institución es para los que viven solos, para aquellos cuyas actividades cotidianas están limitadas por la mala salud o la discapacidad y para aquellos cuyos cuidadores está agotados.


Maltrato a los ancianos:
El abandono de los abuelos es una forma de abuso de los ancianos, maltrato o descuido de ancianos dependientes o violación de sus derechos personales. El maltrato de los ancianos cae en cualquiera de 4 categorías: 1)violencia física con intención de lastimar; 2) abuso psicológico o emocional que puede incluir insultos y amenazas; 3) explotación material o malversación de dinero o propiedades; 4) negligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada